Beneficios de disfrazarse

¡Que llega el carnaval! y con él días de diversión y locura en la que niños y mayores disfrutamos con los disfraces, las comparsas y todo lo relacionado con estas fiestas carnestolendas. A mis hijos les encanta disfrazarse y yo confieso que a mí también. En casa, el más reacio a disfrazarse es el padre, pero al ver la ilusión y emoción de todos, termina por contagiarse y por disfrutar del ambiente festivo.

Disfrazarse es un juego simbólico que aporta excelentes beneficios a nuestros hijos. Este tipo de juegos simbólicos es muy importante en el desarrollo y aprendizaje de nuestros peques y el carnaval es excelente para explorar estos beneficios.

Beneficios de disfrazarse

Cuando se disfrazan, los peques tienen la oportunidad de adquirir un rol diferente y ello le ayuda a potenciar la creatividad, la imaginación y la inteligencia. Sin embargo, son muchos los beneficios de disfrazarse ya que además, potencia el desarrollo emocional y comunicativo. Hoy quiero compartir contigo algunos de ellos:

Olvidando la vergüenza

¿Hay algo más divertido que disfrazarse? Nuestros peques disfrutan tanto disfrazándose que olvidan la vergüenza y pierden el miedo escénico, para abrazar a es personaje favorito que han decidido representar, un paso muy importante para ganar un pulso a la timidez y reafirmar su autoconfianza.

Excelente terapia social

Al representar a otra persona, nuestros peques desarrollan la empatía: entonces aprender a pensar, sentir y entender los problemas de su personaje, les ayudará a explotar sus habilidades sociales y a practicarlo con los demás.

Experimentando con el lenguaje

Cuando los niños se disfrazan, además de empatizar, experimentan con el lenguaje: pueden aprender nuevo vocabulario probando códigos lingüísticos diferentes, lo que les lleva a desarrollar al máximo sus habilidades comunicativas y de escucha.

Mostrando emociones

Cuando tu peque elige un disfraz, además de arrancarle unas cuantas risas, es una forma de expresar sus emociones. Son varias las terapias infantiles que se valen de este juego para fomentar el desarrollo emocional en niños y niñas. Perder el miedo, mostrar sus verdaderos sentimientos y reconocerse a sí mismos es uno de los objetivos del disfraz.

Conociendo culturas

En el colegio de mi peque este año fueron disfrazados acorde con el proyecto anual que están desarrollando, todos sus compañeros fueron disfrazados de romanos, lo que les ayuda a conocer un poco de historia de forma significativa.

Disfrazarse para ellos es magia, creatividad e ilusión ¡lo viven a plenitud!


Los beneficios de disfrazarse son muchos, así que desde este rinconcito activo te animamos a fomentar este juego simbólico en todas las épocas del año.

Soy Johannes Ruiz, madre de familia numerosa. Neuropedagoga, certificada en Disciplina Positiva para padres y profesores. Autora del Libro “El amor no malcría”. Me encanta leer, bailar y cocinar

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.